¿Cómo se ejecuta la rehabilitación?

Los trabajos de rehabilitación de las tuberías se dividen en las siguientes fases:

1. Inspección previa

Para poder planificar correctamente los trabajos de rehabilitación, previamente debemos conocer y valorar el estado de las tuberías y localizar las patologías presentes. Este reconocimiento previo se realiza mediante cámaras de inspección de TV.

2. Limpieza, fresado y secado previo

Justo antes de iniciar la rehabilitación de la tubería debemos limpiar el tramo a ejecutar tanto de incrustaciones como de calcificaciones. Incluso si hay presencia de acometidas penetradas, raíces o elementos atravesados, deberemos fresarlas para dejar libre el conducto. Finalmente tenemos que secar el tramo a través de secadores industriales para eliminar cualquier presencia de agua.

3. Proyección

Una vez secada internamente la tubería, procedemos a reconstruirla mediante la proyección circular contínua de un polímero plástico, en sucesivas capas milimétricas, hasta conseguir un espesor final de 3 a 4 mm.

4. Limpieza e inspección final

Finalmente limpiamos la tubería y realizamos una inspección con cámara de TV para verificar la correcta ejecución de la nueva tubería.

¿Qué tipos de tuberías se pueden rehabilitar?

El sistema SprayForm® by Relining Group es aplicable en tuberías fabricadas con cualquier tipo de material (PVC, hormigón, fibrocemento, fundición, cerámico y otros posibles materiales) y con diámetros comprendidos entre los 50 y los 200 mm.

Cabe indicar el hecho que el sistema es válido tanto para tramos verticales como horizontales e inclinados, así como para zonas con giros y codos.

Debido a estas características el sistema es ideal para la rehabilitación de bajantes y acometidas de edificios de gran altura, casas particulares, chalets adosados, bienes inmuebles y edificios industriales.

Tenemos la experiencia de haber rehabilitado decenas de miles de viviendas mediante este sistema.

Finalmente, destacamos una de las aplicaciones más importantes de este sistema, la rehabilitación de tuberías fabricadas con fibrocemento. Sabemos que el fibrocemento, denominado también asbestocemento, es un material constituido por un aglomerante hidráulico inorgánico reforzado con fibras minerales de la familia del amianto. Debido al uso del bajante, el fibrocemento va perdiendo sus propiedades de compactación iniciales, pudiéndose desprender potencialmente las fibras minerales de amianto al medio ambiente. Este hecho produce un elevado riesgo debido a la presencia en el aire de estas fibras potencialmente cancerígenas.

Además, cabe decir que, gracias a la utilización de este sistema de rehabilitación evitamos los métodos de sustitución de tuberías convencionales que implican la manipulación y el corte del fibrocemento. Durante estos procesos se desprenden, inevitablemente, fibras de amianto al medio ambiente, que son potencialmente respirables por las personas y los trabajadores. Por este motivo los trabajos de sustitución de tuberías de fibrocementos tienen que ser realizados por empresas homologadas, hecho que aumenta considerablemente el coste económico. En este sentido, el sistema de reparación SprayForm® es el sistema más económico del mercado.

Antes
Después